Desarrollado por: Yakín Multisoft

Los dormitorios precisan luces suaves, acogedoras e indirectas que inviten al descanso, y en el caso del cuarto de los niños una pequeña luz encendida durante toda la noche da seguridad a los pequeños.

 

Los baños necesitan buena luz, en especial en la zona del espejo. Si opta por colocar apliques a sus lados debe dejar una distancia de unos 50 centímetros entre el espejo y las luces para que no deslumbren.

 

Buena luz también para pasillos y escaleras, por una cuestión de seguridad. Y para las habitaciones con paredes y muebles de colores claros, la luz no necesita ser tan potente como en cuartos de ambientes más oscuros, aunque, por término medio, cada metro cuadrado requiere 20 vatios de luz.

Dirección: JARDINES I C.C. CITY PLAZA I AYURA  | Teléfono:  (57-4) 448 08 05

Correo:  info@pavezgo.com